Historias de la E.Colaborativa: Alex, el informático que abrió su casa a los demás.

Alex-1

Alex, un informático que alquila su vivienda a través de ‪#‎Airbnb‬ nos cuenta que ser un anfitrión es una manera de pagar con la misma hospitalidad a otros que le acogieron en sus viajes.

“Me basé en mi experiencia de viajar, recordando cómo la generosidad y la amabilidad de los lugareños en innumerables países enriquecían mi vida y crecimiento personal”. «Le dejaron su casa, cenaba con ellos, viajó con ellos y aprendido mucho de ellos».

Desde 2010, Alex alquila su ático de dos dormitorios y dos baños en el Valle de Noe. Los huéspedes pueden reservar una habitación y un baño en la unidad, o toda la vivienda. De cualquier manera, es una estancia de lujo, con elementos como sábanas de algodón egipcio y espectaculares vistas panorámicas, cortesía de las 22 ventanas de la residencia.

Durante sus cuatro años de hosting, Alex ha cultivado las conexiones personales y profesionales. La calificación de cinco estrellas que tiene Alex en Airbnb es una prueba que está haciendo algo bien. “He hecho muy buena amistad con muchos de mis invitados”. Uno de ellos, un piloto de Nueva Zelanda, ha invitado a Alex y a su familia a su casa, con los gastos del vuelo incluidos, en la aerolínea en la que trabaja. “Siempre ha sido un sueño viajar a Nueva Zelanda y esto ha sido posible gracias a la comunidad Airbnb y la relación entre anfitriones e invitados”.

¿Te hemos inspirado para abrir las puertas a un mundo de viajeros?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *