Aspectos a tener en cuenta en una vivienda vacacional

Aspectos que debes tener en cuenta en una vivienda vacacional: ahorra en energía

Si estás pensando en convertir una segunda residencia en un alquiler vacacional, hay diferentes aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de preparar tu vivienda para este tipo de alquileres.

Desde los electrodomésticos hasta las tarifas de electricidad o Internet se pueden convertir en grandes éxitos o fracasos de cara a que tu casa se alquila de forma fácil, o de que se convierta en un gasto más que en una fuente de ingresos. Veamos qué aspectos hay que tener en cuenta en torno a las viviendas vacacionales.

Dar de alta y de baja el suministro eléctrico

Los decretos reguladores de este apartado establece que dentro del precio del alojamiento debe incluir en la tarifa los servicios mínimos de suministros de luz, gas y agua. El titular de la vivienda es, por lo tanto, responsable de los pagos de las facturas, en este supuesto. Por lo tanto, no puede cobrar un extra. Para un ahorro de energía, lo mejor es que una vez concluya la estancia de los huéspedes, se de baja el servicio temporalmente, hasta que se precise usar de nuevo.

En caso de que los alquileres sean continuos, lo mejor es elegir tarifas especiales para segundas vivienda, que reducen al máximo el coste de la potencia, que deberemos pagar aunque esté vacía la vivienda.

Hogar reformado y en buen estado

O lo que es lo mismo, que la casa no esté incompleta y disponga de electrodomésticos, potencia eléctrica suficiente para un buen funcionamiento, una cocina y baños equipados, dormitorios con sábanas incluidas… En definitiva, con accesorios y pequeños detalles que no supongan un extra al turista y puedan sentirse parte del hogar.

Que la casa esté en buen estado se refiere a que el aislamiento térmico, las ventanas y puertas lo estén. Un buen aislamiento térmico en tu vivienda hará que sea más fácil mantener una temperatura estable en la vivienda, con el consiguiente ahorro en climatización.

Wi-Fi gratuito

A día de hoy la conexión a Internet es una necesidad. Ya sea por temas laborales como personales, los huéspedes se fijan en los alojamientos que proporcionan la clave de Wi-Fi para no sentirse aislados del mundo, a no ser que se trate de un destino exótico y solitario de retiro espiritual para desconectar de la tecnología.

De la misma forma que las tarifas eléctricas o de gas, la mejor conexión a Internet en una vivienda vacacional vendrá determinada por la cantidad de días que se piense alquilar. Si van a ser la práctica totalidad de días del mes, lo mejor es una tarifa mensual. Si no se va a alquilar mucho, lo mejor será comprar un router inalámbrico con los cuales se paga por día que se conecte a Internet.

Consumo energético

Durante nuestras vacaciones tendemos a ser más descuidados en lo referente al consumo energético de la vivienda, pudiéndose dar problemas como que el turista olvide la calefacción o el aire acondicionado encendido o que abuse del agua caliente, lo que termina por ser un gasto extra para el propietario.

Por eso, es importante que cualquier vivienda vacacional consiga una buena eficiencia energética que ayude a minimizar estos problemas. En Selectra te ayudan a comparar las mejores tarifas de electricidad y gas, en función de tus necesidades, permitiéndote ahorrar obteniendo la mejor tarifa posible.

Gastos deducibles en una vivienda vacacional

  • Los intereses de los capitales invertidos en la adquisición o mejora de la vivienda: Como pueden ser aquellas reformas destinadas a mejorar el aislamiento de la vivienda.
  • Los gastos de reparación y conservación de dicho inmueble.
  • Los impuestos y tasas pagados por el arrendador y que sean gastos básicos de una vivienda normal como por ejemplo el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) o la tasa de basuras.
  • Cantidades devengadas por terceros como consecuencia de sus servicios personales, como pueden ser administración, servicios de vigilancia o portería. Aquí entraría el coste del uso de plataformas de alquiler.
  • Las primas de contratos de seguros
  • Los gastos de suministros. En este caso, poder deducirse los gastos de las diferentes facturas del hogar depende del número de días que esté ocupada. Como hemos hablado antes, hay que tener muy en cuenta cuántos días pensamos alquilar la vivienda para elegir la mejor tarifa de electricidad o gas y poder ahorrar al máximo.
  • Los gastos relacionados con la amortización del inmueble.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *